TikTok está siendo investigada en Reino Unido por permitir en su plataforma menores de 13 años. Bajo la Ley de Protección de datos europea, las empresas necesitan un permiso de los padres para recolectar y procesar información de los niños, pero teniendo en cuenta que muchos de ellos mienten sobre su edad al momento de abrir la cuenta, no es mucho lo que la plataforma había hecho hasta el momento.

A principios del 2021, una niña de 10 años en Italia murió después de tratar de hacer el «Coma Challenge». En este, las personas sostienen la respiración mientras se estrangulan con una correa para probar cuánto tiempo pueden sostener la respiración –sí, este es otro mal chiste de las redes sociales–. Después de este hecho, los reguladores italianos le exigieron a TikTok revisar y borrar las cuentas que pertenecieran a menores de 13 años.

Durante varios meses, TikTok pidió a los usuarios italianos que confirmaran su edad. 500.000 cuentas, solo en este país, fueron borradas por sospechas de ser menores de edad; 400.000 están en proceso de evaluación porque sus usuarios confirmaron no tener la edad requerida, informó el portal Gizchina.

Mientras tanto, los resultados de la investigación que se está llevando a cabo en Reino Unido podrían tener resultados similares. Si bien es cierto que no es responsabilidad directa de TikTok que los niños y niñas mientan al momento de abrir una cuenta, al igual que muchas otras empresa y redes sociales es su responsabilidad ofrecer soluciones y herramientas para, por un lado, hacer de este espacio un lugar seguro para ellos; especialmente teniendo en cuenta que sus videos son virales e imitados; por otro, crear o desarrollar herramientas que permita reconocer las cuentas de menores y limitar su alcance tanto de estas como de aquellas cosas que puede ponerlos en peligro.

Imagen: Cottonbro en Pexels. 



Fuente